Caminata con mascotas

Caminar junto al perro disfrutando de la naturaleza es uno de los mayores placeres de la vida, pero, antes de nada, debemos asegurarnos de que la ruta que vamos a realizar se puede hacer junto a nuestro mejor amigo.

En los últimos años ha aumentado la tendencia para dar mayor importancia a las mascotas como parte de la familia y del bienestar del individuo, al punto que la ley permite la entrada de los perros a geriátricos, colegios, centros comerciales y a las oficinas en las empresas. En Colombia, existen algunas empresas privadas que han decidido abrirles la puerta a los animales de compañía de sus empleados y crear escenarios pet friendly, es decir que admiten perros de compañía, ya que se ha demostrado que los perros en la oficina son de gran ayuda para reducir la ansiedad y aumentar los niveles de bienestar de los trabajadores.

Los beneficios pueden ser los siguientes:

Diferentes estudios científicos han demostrado que los niveles de estrés disminuyen en los empleados de las empresas en las que está permitido llevar animales de compañía.

Ayudan a mejorar la comunicación, llevar el perro a la oficina también ha sido de estímulo para fomentar una buena relación entre compañeros de trabajo, aumentando la cooperación entre compañeros, impulsando la creación de conversaciones y facilitando la comunicación entre las personas.

Fomentan la creatividad y aumentan la productividad, las personas que llevan a su perro de compañía al trabajo tienen que hacer obligatoriamente pequeñas pausas activas durante la jornada laboral, que contribuyen a la disminución de la fatiga visual, mejoran la concentración y aumentan el rendimiento.

El perro agradece siempre cualquier tiempo compartido con su amo, los beneficios de llevar el perro al trabajo o participar en salidas o eventos empresariales con ellos, no son exclusivos del propietario o los empleados de la empresa, sino que también se tiene que destacar un beneficio igual de importante: el estado de ánimo del perro mejorará y estará mucho más feliz con otras personas alrededor ya que al ser un animal gregario se siente mejor si forma parte de un grupo, de una comunidad.

No hay que olvidar que, aunque llevar el perro a la oficina, a eventos empresariales o salidas con amigos tiene muchos beneficios, también es posible que algunas personas no se sientan cómodas cerca de él porque son alérgicas o les tienen miedo. Para evitar problemas, los perros deben estar en un espacio en el que no molesten a nadie, con collar sujetos adecuadamente y además deben ser perros con un buen comportamiento: aquellos perros que no muestran conductas agresivas hacia las personas, que saben hacer sus necesidades en la calle y que no ladran en exceso son los candidatos ideales para este tipo de actividades. Además, los perros deben estar adecuadamente desparasitados y no padecer problemas de salud contagiosos.

¿Qué tener en cuenta antes de empezar el senderismo con nuestro perro?

Antes que nada, hay que tener en cuenta la condición física del perro, así como las características de la ruta y duración de la misma.

Llevar elementos de cuidado para el perro considerando por ejemplo, que las almohadillas de los perros son muy sensibles y pueden sufrir cortes debido al terreno, o también puede ocurrir un accidente durante la ruta y debemos de estar preparados porque puede que el veterinario no se encuentre cerca.

Hay que llevar agua para que nuestro amigo no se deshidrate durante la ruta, o tener en cuenta qué puntos de agua potable (fuentes o manantiales) nos vamos a encontrar por el camino.

Después de terminar la ruta es importante realizar una revisión a las orejas, al pelaje y sobre todo a las patas de nuestro perro, ya que éstas podrían contener pequeñas piedras, insectos astillas o espigas que resultan muy molestas para él.

Solicitar Cotización