Clima Laboral, Emociones

Comunicación Empresarial y Productividad

Comunicación Empresarial

El éxito de la comunicación empresarial se logra cuando los líderes brindan la importancia necesaria a los procesos formales e informales que se presentan en las organizaciones. Mientras menos distorsiones existan en las comunicaciones cotidianas, menos incertidumbre e insatisfacción se respira en el ambiente laboral.

Una buena comunicación impulsa la motivación, la transferencia de información y la capacidad para negociar, permitiendo una mayor productividad.  Cuando los trabajadores tienen claras sus funciones y su importancia dentro del engranaje organizacional, la comunicación fluye logrando un desempeño eficaz y eficiente a nivel individual y grupal.

¿Una cadena de rumores es un medio eficaz de comunicación empresarial?

La cadena de rumores es una manera informal, mediática y veloz de comunicación que se presenta en las compañías. Sin duda, es una práctica que se debe evitar o minimizar al máximo, pues aunque puedan contener elementos de verdad, generalmente vienen descontextualizadas, afectando el clima laboral y la evolución exitosa de la productividad en las empresas.

La sobrecarga de información que ellas traen, suelen afectar los intereses y expectativas de los emisores y receptores, propiciando comportamientos contraproducentes que afectan la actividad empresarial; cuando las personas se sienten amenazadas, reaccionan de modo que disminuyen su capacidad para llegar al entendimiento mutuo y se ponen a la defensiva, ocultando o distorsionando intencionalmente la información.

La comunicación mal interpretada genera crisis. Sin embargo, en las organizaciones es mucho más evidente, pues multiplica los conflictos debido al número de personas involucradas; siempre que coincidan individuos en un mismo espacio se difunden sentimientos de percepción positivos o negativos que generan acciones o comentarios a favor o en contra de las situaciones. Por esto, es imprescindible reforzar competencias de cooperación, asertividad y de negociación a través de la comunicación y la retroalimentación en los procesos administrativos.

¿Para que sirve la retroalimentación?

Dentro de las cadenas de rumores tan frecuentes en los ámbitos organizacionales se presentan situaciones críticas que es importante atacar para frenar definitivamente los malos entendidos y las verdades a medias, que interrumpen y paralizan la productividad empresarial.

Una de las estrategias más eficaces para poner fin a los efectos negativos que conllevan las cadenas de rumores es la retroalimentación. Se trata de crear espacios de diálogo donde cada colaborador se sintonice naturalmente con los objetivos y con la visión empresarial  a través de preguntas y  actividades que permitan expresar sentimientos o interpretaciones de forma libre y espontánea.

¿Cuándo y dónde implementar la retroalimentación?

Sin duda, uno de los mejores momentos para adelantar esta clase de procesos comunicativos son durante los eventos empresariales, ya que estos promueven actividades que permiten establecer diálogos sinceros, emocionales, claros y sin censura, entre los trabajadores.

Solucionar los malos entendidos y conflictos, entre los colaboradores, dentro de los horarios laborales, trae consecuencias negativas, pues los sobrecarga de información que los distrae de sus tareas cotidianas, afectando aún más la productividad. En cambio, forjar un espacio que promueva la integración y la reflexión a través de la experiencia, evita y aclara las diferencias personales causadas por la cadena de rumores.

En este sentido, la organización de eventos empresariales se presta para desarrollar competencias necesarias para la negociación, permitiendo llegar a acuerdos que faciliten las buenas prácticas y la productividad en las compañías.

¿Cómo se desarrollan habilidades de comunicación empresarial para negociar?

La esencia de una buena negociación se resume en algunas recomendaciones que se describen a continuación:

  • Escuchar con atención.
  • Abrir con una oferta positiva.
  • Subrayar las soluciones de “gana-gana”.
  • Ser flexible.

En resumen, el fortalecimiento de competencias comunicativas y de negociación entre los trabajadores, impulsa la motivación, la expresión emocional, la transferencia de información y la asertividad para resolver conflictos. Entre menos incertidumbre e insatisfacción se presenten en las compañías, el desempeño y los sentimientos de satisfacción y felicidad, eleva la confianza y la rentabilidad. Por esto es fundamental desarrollar eventos empresariales enfocados en estos temas para impactar positivamente los resultados en la productividad y en la rentabilidad de las organizaciones.

Related Posts