Clima Laboral

¿Cómo Gestionar el Clima Laboral?

Clima Laboral

Gestionar el clima laboral es lograr una fuerza de trabajo muy productiva y competitiva es posible sí se reconoce a cada trabajador individualmente, teniendo en cuenta sus fortalezas y debilidades para potencializarlas en beneficio del clima laboral.

Recuerde que lo que genera mayor  valor en las empresas es el compromiso de los empleados frente a ellas. Un compromiso elevado por parte de los empleados convertirá a las empresas en motores de inversión ganadores; en cambio, un compromiso pobre de los empleados hará empresas lentas, desconfiadas, aburridas y perdedoras. En este sentido, lo mejor es propender por un clima organizacional sano, lleno de energía y motivación para conseguir una mejor productividad.

¿Que es el clima laboral?

Recordemos que el clima organizacional es el estado anímico de la empresa que surge desde cada individuo y que este aspecto es parte fundamental en la estrategia de negocio de las empresas exitosas. Por ello, es importante trabajar en esta dimensión social, ya que es la que mide la conformidad de los empleados con respecto a reglas, relación de responsabilidad frente al trabajo, normas, comunicación, relaciones de poder, gestión de conflictos e incentivos, entre otras prácticas.

En las empresas, la relación entre los miembros es multifactorial y encadenada, es decir, que depende de muchos factores. Es así como el entorno afecta el liderazgo y este a su vez afecta las practicas gerenciales,  y este incide en el clima organizacional que a su vez influye en la motivación y en el desempeño y, así sucesivamente. Es decir, que todo está relacionado y debe ser atendido paralelamente para no dejar ningún cabo suelto.

Entendiendo que el clima laboral está relacionado con la motivación y la satisfacción de los empleados, cualidades personales y conductas humanas, que afectan directamente la productividad empresarial, el reto de los líderes es lograr que los empleados trabajen alineados con los objetivos organizacionales. Construir una escala de valores que incidan en la productividad de la empresa es fundamental para asegurar que la organización sea competitiva de acuerdo con sus metas.

¡Potencializa a tus colaboradores!

Valores como: creatividad, felicidad, reconocimiento, amistad, compañerismo, solidaridad o empatía se logran potencializar a través de actividades experienciales de gran impacto. Crear, mantener o modificar la cultura de una empresa de acuerdo con sus objetivos requiere acciones contundentes. Por esto, la empresa G&G ofrece diferente alternativas para reforzar habilidades comunicativas, relaciones interpersonales, trabajo en equipo, sentido de pertenencia, liderazgo y refuerzo de valores empresariales.

Cuando se comprende cuales son las debilidades y necesidades de los colaboradores de una organización  se descubren oportunidades únicas para conseguir logros llamativos. Es importante generar acciones individuales y colectivas entre los empleados. Actualmente, el mercado demanda ciertos valores y habilidades de los trabajadores que se deben cultivar día a día para evitar la rotación, el pesimismo, la frustración y muchas veces la pereza. Por esto, es fundamental que los líderes cultiven habilidades para crear una visión común, cultivar la colaboración y la comunicación de cada miembro de la empresa para elevar la capacidad organizacional. Se trata de encontrar las herramientas adecuadas para transformar los entornos laborales en verdaderos procesos estratégicos y gerenciales desde el comportamiento humano.

Related Posts